30 noviembre 2006

Cabeza de Turco


Difícilmente a alguien se le pasará por alto en estos días, que Benedicto XVI está dando un paseo por Turquía. Supuestamente en tono conciliador, pero no dejando de ser una provocación, pasea su palio por las calles de Estambul.

MISIÓN IMPOSIBLE (sin planear)
Esta visita está cargada de significados. Ni siquiera las fechas escogidas son al azar, ya que hoy, tercer día de su visita, coincide con el día de San Andrea, patrón de los ortodoxos. De ahí que hoy haya participado en una liturgia ortodoxa celebrando al santo, oficiada por el patriarca ecuménico Bartolomé I.

ECUMENISMO CATOLICO-ORTODOXO
Benedicto XVI ha abogado también por la unidad de los cristianos, el ecumenismo, que es uno de los objetivos de esta visita a Turquía. "Las divisiones existentes entre cristianos son un escándalo para el mundo y para la proclamación del evangelio", ha dicho el Papa , que ha animado a un "común empeñó para proseguir el camino para el restablecimiento de la unidad". Ha agregado que "la Iglesia Católica está preparada para hacer todo lo posible para superar los obstáculos y para buscar con los hermanos ortodoxos medios más eficaces de colaboración pastoral con este objetivo". (ABC.es).

¿PROVOCACIÓN O ACERCAMIENTO?
Tampoco es casualidad su visita a la Mezquita Azul. El Papa Benedicto XVI se ha convirtido hoy en el segundo Papa que entra en una mezquita, después de que su antecesor Juan Pablo II lo hiciera en Damasco en 2001. Una vez dentro, y ajeno a la polémica, ha rezado durante aproximadamente un minuto.

El Papa ha entrado en la Mezquita de Sultanhamet, conocida popularmente como 'Mezquita Azul', hacia las 17.45 hora local (una hora menos en la España peninsular). Ha llegado al monumento a pie desde el Museo de Santa Sofía, que acaba de visitar por espacio de media hora. A las puertas de la mezquita, los acompañantes del Papa le han descalzado y ha paseado por su interior en calcetines. Después de escuchar las indicaciones que le iban dando sobre cómo se efectúa la oración musulmana de los viernes, Benedicto XVI ha rezado durante un minuto mano sobre mano, respondiendo a la invitación del guía.

EUROPA ES CRISTIANA
Otra cuestión que no debe pasarse por alto es el hecho de que en la entrevista que tuvo Benedicto XVI con el primer ministro turco, expresara su apoyo ante la entrada de Turquía en la UE, dado que es "un puente entre religiones". Cuando leímos esto hace un par de días, sonaba como una "Bienvenida" al Islam a la Comunidad Europea. Pero como es costumbre en el Vaticano, donde dije digo, digo Diego. "El Papa ha dicho hoy en Turquía que el respeto a a libertad religiosa debe ser un criterio de entrada en la Unión Europea. El Papa sorprendió anteayer a la comunidad internacional al dar su apoyo a la entrada de la república de Ataturk en la Unión, pues hasta ese momento había sido firme defensor de la postura contraria."(El País). "El papa Benedicto XVI también ha pedido el apoyo a los ortodoxos para que colaboren en el intento de hacer recordar a Europa sus raíces cristianas, durante el discurso que ha dado tras la liturgia bizantina en la que participó en la Iglesia de San Jorge, con ocasión de la fiesta de San Andrea, patrón de los ortodoxos." (El País), (Prensa Latina). "Se pide a Europa que aunque "manteniéndose siempre abiertos hacia otras religiones" se unan esfuerzos para proteger las raíces cristianas, sus tradiciones y sus valores, a fin de que "aseguremos el respeto de la historia y contribuyamos también a la cultura de la futura Europa" (ABC.es).

SANTA RITA RITA, LO QUE SE DA NO SE QUITA...
¿Por qué visita el Papa un museo? Tampoco es casualidad. En muchas visitas que hace, no se pasa por "el prado" por ejemplo. La realidad, es una visita "ecuménica" aparentemente. El actual museo de Santa Sofía, es un lugar en el que conviven influencias artísticas cristianas e islámicas y que también visitaron Pablo VI y Juan Pablo II en sus viajes previos. Santa Sofía o "Hagia Sophia", fue utilizada como iglesia durante 916 años, desde su construcción en el año 537 hasta el día de la conquista de Estambul en 1453. Desde esa fecha hasta 1934, durante 481 años, se utilizó como mezquita, hasta ser convertida en Museo en febrero de 1935 por orden de Mustafa Kemal Ataturk, fundador de la Turquía moderna. En otras palabras, es un paseo en el que queda claro un "esto era mío (y tiene que volver a serlo)".

ECUMENISMO ISLAM CRISTIANISMO
Es difícil resumir las ideas principales de esta visita, (verdaderos ríos de píxeles se han escrito estas últimas horas), hay que mencionar el ecumenismo, esta vez entre islam y cristianismo. El viaje del Papa a Turquía se ha convertido en una oferta de diálogo entre católicos y musulmanes, en un aval indirecto a las aspiraciones europeas de Turquía y en un llamamiento al respeto de los derechos de la asfixiada minoría cristiana del país.

¿Por qué entre católicos y musulmanes y no entre ortodoxos y musulmanes? Es un descaro insinuar que lo que no han conseguido los ortodoxos durante siglos, tiene que venir un papa y arreglarlo... " Durante la década de 1920, cuando la República de Turquía fue establecida sobre las ruinas del Imperio Otomano, había 200.000 ortodoxos griegos en Estambul. Hoy son 5.000." (NoticiaCristiana.com).

LIBERTAD RELIGIOSA
Claro está que se intenta lavar la cara con el siguiente hecho: "El papa Benedicto XVI y el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, han firmado hoy una declaración conjunta que muestra la intención de católicos y ortodoxos de aunar fuerzas contra las amenazas a la tradición cristiana y a la libertad religiosa" (ABC.es).

MOSCÚ
Falta mencionar la visita de Juan Pablo II en 1979. El Patriarca de Constantinopla, que se atribuye el liderazgo de 250 millones de ortodoxos, es el primer interlocutor en el proceso de acercamiento. Puede, además, ser la llave de Moscú. El viaje a Rusia fue el sueño incumplido de Juan Pablo II, que visitó en 1979, al inicio de su papado, al entonces Patriarca, Demetrio I. El viaje a Rusia es también el gran proyecto de Benedicto XVI.

CONSECUENCIAS INESPERADAS
Pese a la cauta reacción del primer ministro Tayyib Recep Erdögan, la mayoría de su gabinete y el partido oficialista presionan para dar por terminadas las negociaciones en las repúblicas islámicas de habla turca entre el Cáucaso y la frontera china (tres de ellas son potencias petroleras). El caso es que políticamente hablando, el problema es Chipre 2/3 griega y 1/3 turca. La UE está a punto de romper negociaciones con Turquía para su ingreso. (Mercado Digital).